Llega alto, porque las estrellas se esconden en tu alma. Sueña profundamente, porque cada sueño precede a la meta.

~ Madre Teresa